En Documentacion de Salud y Seguridad en el Trabajo

Es, sin lugar a dudas, un acierto poner a disposición del Médico del Trabajo en ejercicio una nueva herramienta para la mejora de la práctica en su actividad preventiva constituye un paso más en el progreso en salud de la población trabajadora, mucho más cuando su contenido aborda uno de los problemas de salud en el trabajo de mayor incidencia como son los trastornos músculo-esqueléticos derivados de la exposición a carga física.

 

El concepto de carga física incluye un complejo de situaciones clasificables en dos grandes grupos según su naturaleza biomecánica, diferenciando la sobrecarga estática derivada bien del estatismo postural o del mantenimiento de posturas forzadas y la sobrecarga dinámica derivada de la realización de movimientos repetidos o del manejo manual de cargas.

 

La Guía de Aptitud en Trabajadores con Exposición a Carga Física, supone un proyecto que aborda de forma integrada el afrontamiento de estos problemas desde su manejo clínico y preventivo, los criterios sobre la aptitud y la adaptación del puesto de trabajo, hasta los aspectos relacionados con la Incapacidad Laboral tanto Temporal como Permanente.

 

La inclusión de un apartado dirigido al tratamiento y métodos para la Vigilancia Colectiva, constituye un aspecto innovador. La Vigilancia Colectiva constituye la aportación más relevante que desde la Medicina del Trabajo se hace al proceso de Planificación Preventiva por su capacidad de dimensionar la extensión y gravedad de los problemas y por lo tanto jerarquizar las prioridades de intervención.

 

Los datos epidemiológicos que facilitan los Sistemas de Información tanto de Accidentes de Trabajo (DELTA), como de Enfermedades Profesionales (CEPROSS), sitúan a estos problemas en un espacio de atención preferente por parte de los distintos actores que trabajan por la consecución de espacios de trabajo seguros y saludables y en particular de la actuación de los Organismos Públicos y Sociedades Científicas.

 

Sistematizar el conocimiento en forma de Guía de Buenas Prácticas es un proceso complejo, presidido por el “esfuerzo”, por ello debo trasladar nuestro reconocimiento a los especialistas y expertos que han trabajado en las labores de Coordinación Científica, Coordinación Editorial, Revisión y evidentemente Autoría.

thumbnail of analisis-condiciones-trabajo-conductores